Problemas de fertilidad

Se considera que una pareja es estéril cuando, manteniendo relaciones sexuales durante dos años, sin ningún tipo de anticonceptivos, no han conseguido un embarazo.

El estudio de la esterilidad en la pareja debe ser lo más completo posible para buscar las soluciones más adecuadas.

En la primera visita el especialista, y a través del historial clínico de la pareja, se podrán detectar algunas de sus posibles causas. Pero el estudio no se dará por terminado hasta realizar todas las pruebas diagnósticas necesarias para averiguar el motivo de la esterilidad.

Estas pruebas se realizan primero en el hombre, ya que son más sencillas; en la mayoría de los casos, con un análisis del semen (seminográma) pueden detectarse o descartarse posibles causas de esterilidad.

La solución en este caso sería un tratamiento hormonal.

En la mujer las pruebas posibles son más numerosas y complejas:

— Análisis hormonales.
— Control ecográfico de la ovulación.
— Biopsia de endometrio.
— Test postcoital.
— Histerosalpineoarafía.
— Laparoscopia.

No obstante, cuando se detecta una anomalía en alguna de las pruebas, se prescribe el tratamiento oportuno y, en muchos casos, no es necesario realizar las pruebas siguientes.