Implantacion

Hacia la mitad de un ciclo regular, es decir, despues de 14 o 15 días contados desde la última regla o menstruación, uno de los ovarios libera un óvulo.

Este desprendimiento natural del óvulo se denomina ovulación. El óvulo es captado por la trompa de Falopio, lugar donde se produce la fecundación.

El óvulo maduro sólo puede ser fecundado en un plazo máximo de 12 a 24 horas desde la ovulación.

La vida media de los espermatozoides es de 24 a 48 horas. Por tanto, para que se produzca la fecundación ha de existir una buena sincronización.

Para que el óvulo fecundado pueda anidar o implantarse en el útero es necesario que éste tenga un medio adecuado.

En las dos primeras semanas del ciclo, los estrógenos hacen que la capa más interna del útero (endometrio) aumente de espesor y se vasculice.

En las dos semanas siguientes los estrógenos y la progesterona hacen que el endometrio almacene elementos nutritivos para que el óvulo fecundado pueda anidar en él y nutrirse.