Factores de riesgo

Se entiende por factores de riesgo todas aquellas situaciones o enfermedades que, a juicio del médico, puedan suponer un peligro para la salud o la vida tanto de la madre como del feto.

Los factores de riesgo más habituales suelen ser:

— Presión sanguínea superior una mínima de 90 y una máxima de 140.
— Proteinuria (albúmina en orina superior a 0,5 %).
— Edemas o aumento de peso superior a 500 g por semana.
— Sospecha de isoinmunización materno-fetal en embarazada (problemas de compatibilidad sanguínea).
— Diabetes gestacional.
— Anteriores partos prematuros, inmaduros o abortos.
— Enfermedades renales.
— Anemia grave.
— Obesidad patológica.
— Anomalías esqueléticas o de la pelvis.
— Enfermedades infecciosas durante el embarazo.
— Primípara de edad superior a los 35 años.
— Multípara de edad superior a los 35 años.
— Primípara precoz, edad inferior a los 20 años.
— Anteriores cesáreas o partos instrumentados.
— Desproporción entre desarrollo uterino y FUR.
— Metrorragias durante el embarazo.
— Embarazo múltiple.
— Anomalías en la presentación del feto.
— Embarazo prolongado.
— Antecedentes quirúrgicos sobre el útero.
— Placenta previa.