Otros Factores de riesgo

Prevención
Lo mejor que la mujer puede hacer por el bienestar de su futuro hijo es cuidar de sí misma durante el embarazo. Existen distintos factores de riesgo durante el embarazo. El conocimiento de éstos y un buen control médico serán de gran ayuda para llegar al final del embarazo en perfectas condiciones.

Factor Rh negativo
El factor Rh crea problemas únicamente cuando el de la mujer es negativo y el del marido es positivo. Una mujer con Rh negativo no tiene problemas en el primer embarazo, ya que la sangre materna y fetal no se mezclan. Pero en el parto, algunas celulas sanguíneas del niño pueden pasar a la circulación de la madre. Sí el niño es Rh positivo, la mujer desarrolla anticuerpos contra el factor Rh, que en un segundo embarazo cruzaran la placenta y atacarán los glóbulos rojos del feto, si éste es Rh positivo, provocando una anemia más o menos grave según el nivel de anticuerpos de la madre. El tratamiento consiste en la administración de una dosis de inmuno-globulina anti Rh durante las 48 horas posteriores al parto, para evitar la creación de anticuerpos contra el factor Rh positivo.

Vacunas
Las vacunas no son recomendables los cuatro primeros meses de gestación ya que algunas, como la rubéola, poseen agentes vivos y pueden ocasionar un riesgo considerable para el feto.
En los meses siguientes se consideran inocuas la mayoría de vacunas, pero por lo general es mejor evitarlas.

La rubéola
Si se desconoce haber padecido la rubéola en la infancia, o haber sido vacunada, se puede saber mediante un análisis de sangre. La vacuna o el contagio con niños afectados de rubéola durante la gestacion producirían efectos nocivos
sobre el feto con malformaciones congénitas, sobre todo en el primer trimestre de la gestación. Cuando el embarazo está más adelantado, los riesgos para el feto suelen limitarse a dificultades auditivas, En caso de un posible contagio acudir lo antes posible al médico.

Toxoplasmosis
Es una infección parasitaria que a menudo transmiten los animales domésticos. También puede contraerse al comer carne o pescado crudo o poco hecho. La enfermedad se detecta por medio de análisis de sangre, y puede ocasionar el aborto espontáneo o el parto prematuro.
Prevención: No comer carnes crudas o poco hechas, lavarse las manos antes de preparar la comida y si se tienen gatos, no dejar que éstos anden por encima de los muebles.

Rayos X
Puesto que no existe un umbral seguro de irradiación, es mejor evitarlos.
Las radiaciones pueden destruir, en parte, el material genético y ejercer sus peores efectos sobre el embrión en las primeras fases de su desarrollo. En cualquier caso, si el médico o el dentista solicitan una radiografia. Es importante informarles de las semanas de gestación, ya que el riesgo aumenta o disminuye dependiendo de éstas.

Prevención: Cuando se realiza una radiografía a una niña o a una mujer embarazada o no es conveniente que se protegiese con un delantal de plomo el vientre, para que las radiaciones no afectasen al aparato reproductor.

Fiebre alta
La fiebre alta siempre es preocupante, sobre todo durante el embarazo. Las primeras semanas de gestación son las de mayor riesgo para el feto. La fiebre se puede bajar con remedios naturales como acostarse sin excesivo abrigo, beber abundantes liquidos, darse friegas con agua fría o una ducha o un baño templado. Nunca hay que automedicarse, es mejor llamar al medico si la fiebre no remite
Prevención: Procurar que la dieta incluya proteínas y vitamina C para reducir el riesgo de infecciones y evitar la fiebre.

Insuficiencia cervical (cerclaje)
Quiere decir que el cuello del útero no tiene fuerza suficiente para mantenerse cerrado y, en consecuencia, no puede aguantar el pesa del feto hasta el final de la gestación, produciéndose un aborto a partir del segundo trimestre de gestación. Esto se soluciona con una técnica llamada cerclaje, que consiste en coser el cuello uterino. Esto permite que el embarazo llegue a termino. Unos días antes del parto, cuando el bebe está en condiciones de nacer, se elimina esta sutura para permitir el nacimiento.